Sin categoría

Cinco consejos para un buen tagging de contenidos

Para muchos, el tagging es un verdadero “arte”. Pero más que una inspiración creativa, lo que se necesita es olfato y sentido común. Hay que ponerse en el lugar del usuario, sentarse en su asiento, meterse dentro de su cuerpo y cabeza y hacerse la siguiente pregunta ¿Cómo buscará la información en los motores de búsqueda?. Por ejemplo, si está interesado en salir a comer comida mexicana y por lo tanto, buscando un buen restaurante, ¿Cómo taggearé mi restaurante de comida mexicana?

En definitiva, hacerse la pregunta: ¿Qué busca? Y sólo entonces, poner tags. Por ejemplo: “Comida Mexicana”, “Tacos”, “Tequila” “Quesadillas” “Carrete (Juerga)”

Siempre a mis alumnos les comento que hay 5 tipos de Tags. Ahora los comparto:

1)    Directos: Son las palabras claves más obvias y las que se refieren directamente al artículo, producto de contenido, campaña, marca o sitio web en cuestión. Ya sea particular o general.

2)    Indirectos: Como lo dice su nombre, se refieren al Producto de Contenido (artículo, foto, video, etc.) de forma indirecta. En otras palabras, son términos por los cuales de forma transversal podrían llegar los usuarios. En el caso del ejemplo del restaurante Mexicano, podrían ser: “viernes en la noche” “Qué hacer en santiago” “Comida internacional” “ají”, por poner algunos ejemplos.

3)    Palabras mal escritas:  Muchas veces el usuario tiene faltas de ortografía, no sabe cómo se escribe una palabra (especialmente si es un anglicismo o una palabra en otro idioma) o simplemente se equivoca en tipearla. Hay que identificar cuáles son los errores más comunes. Por ejemplo, si es un Restaurante de Comida Italiana el que está tratando de posicionarse mediante su sitio web, no sólo debería usar la palabra “gnocchi” para clasificar un artículo sobre este plato. También debería usar “gnochi”, “ñoquis”, “ñochi”, etc. En otro ejemplo, si es una ferretería que está haciendo un catálogo de herramientas y escribiendo una ficha sobre las “abrazaderas”, debería utilizar también el tag “abrasaderas”.

4)    Modismos generacionales y locales: Cuando una marca realiza una campaña que involucra a varios países, suele ocurrir que utiliza un término local o bien, demasiado general. La idea es incluir los diferentes tags con modismos locales en un mismo producto de contenido. Si por ejemplo, una sección de automóviles de un medio online decide hacer una galería de fotografías de un nuevo modelo de vehículo, debe taggear no sólo con “automóvil” o “vehículo”, sino también con “coche”, “carro” o “auto”. Por otro lado, si un portal para padres está escribiendo un artículo sobre lactantes, debe tener ojo. Porque la palabra “guagua” se utiliza en Chile para denominar a un bebé. Pero ese mismo término se refiere a un bus de recorrido en Centroamérica. En el caso de los “modismos” se debe utilizar la misma lógica y estudiar cuáles son los modismos de la juventud o de algún grupo determinado. Todo, como siempre, basado en una minuciosa investigación del target.

5) Palabras en Ingles (u otros idiomas): Cuando lo que se quiere es aumentar visitas o posicionarse a nivel mundial, siempre es bueno utilizar tags en inglés. Es increíble como aumenta el SEO, así también como Page Rank.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s